Cordobeses desarrollan un “Mercado Libre” de servicios

¿Dónde conseguir un plomero por una pérdida en la cañería del baño? ¿Y una niñera a última hora? ¿Un contador de confianza para que nos asesore con el balance de nuestro negocio?

Las respuestas a todas esas preguntas siempre dependen de la buena voluntad de un familiar o amigo para que nos recomiende a un profesional.

Un grupo de cordobeses plantea una solución digital a ese problema. Es una especie de “Mercado Libre”, pero de servicios.

El desarrollo se llama Un Servicio Ya (USY) y está en su primera etapa gracias al apoyo del Fondo Semilla, un programa del Ministerio de la Producción de la Nación para impulsar el surgimiento y el fortalecimiento de emprendimientos innovadores.

La web (unservicioya.com) y, próximamente, la app para celulares permiten conectar a prestadores de servicios con sus clientes.

Está dirigido a toda persona que ofrezca algún servicio: plomero, contador, abogado, escribano, electricista, maestra particular, niñeras y fleteros, entre otros.

“Pretendemos que sea una herramienta para generar oportunidades de trabajo. En Córdoba hay muchos profesionales que recién se inician luego de egresar de la universidad. USY es un espacio más para poder ofrecer sus servicios”, comenta Mariano Ruibal (38), uno de los responsables de la iniciativa.

El desarrollo tiene varias prestaciones que lo distinguen del resto. Por ejemplo: los prestadores estarán georreferenciados y tendrán una reputación.

“Es una plataforma para prestadores honestos. Si no se hacen bien las cosas, la reputación baja”, asegura Facundo Porta (25), otro de los responsables.

Por su parte, Javier Minio (36), el tercero de los fundadores, agrega: “Los clientes se benefician. Muchas veces, la única referencia que tenemos del profesional es lo que nos dice el familiar que nos pasó el contacto. Esta plataforma permite ver los profesionales que están más cerca del domicilio y su reputación basada en sus trabajos anteriores”.

Otra ventaja es que marca la disponibilidad del profesional. Eso permite seleccionar al prestador de acuerdo con la urgencia del problema.

Una web sin programadores

USY surgió de una manera muy original. Facundo necesitaba dinero para poder costearse la carrera de piloto de avión. Por su cuenta aprendió carpintería y a reparar computadoras.

“En todos los negocios que emprendí, siempre encontré una falencia, que era poder llegar a más clientes. La alternativa era ponerse un local, que requiere mucha inversión. Así me di cuenta de que había que generar una herramienta para gente que estaba en la misma situación”, cuenta.

Con esa idea, se presentó al Fondo Semilla y obtuvo el apoyo financiero. En ese momento, Facundo se dio cuenta de que necesitaba ayuda.

Y ese auxilio lo encontró en el Aero Club Córdoba. Porque, además de abogado, Javier está estudiando para ser piloto de avión. Su socio es Mariano, también abogado y que viene de una familia de pilotos.

Están formando una sociedad de responsabilidad limitada y también registraron la marca.

Pero cuando buscaron desarrollar la web y la app con programadores, los presupuestos eran hasta 10 veces superiores al dinero que habían recibido.

Fue entonces que Facundo decidió capacitarse para poder desarrollarlo por su cuenta. Ya crearon una primera versión web para mostrar las prestaciones que tiene USY. Mientras que la app está en camino.

“Nosotros también nos tuvimos que poner a estudiar. Eso también nos entusiasmó. Tuvimos que aprender sobre emprendedurismo, registro de marca y otros temas muy alejados de nuestra profesión de abogados”, reconoce Mariano.

El proyecto está en una primera etapa, donde buscan afianzar la cantidad y calidad de prestadores. Pronto se abrirá para que las personas puedan acceder a estos profesionales.

Para fomentar el trabajo independiente

Servicio gratis para clientes. Costo mínimo para prestadores.

Tres ventajas. USY permite ver a los prestadores de servicio según su ubicación, disponibilidad y nivel de reputación de acuerdo con desempeños anteriores.

Tarifas. Para los clientes que requieran un servicio, el sistema es gratis. Los prestadores pueden elegir diferentes paquetes. El Freemium cobra un monto mínimo por cada trabajo. El Platino es una tarifa plana. Los montos son bajos porque la idea es fomentar el trabajo independiente.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

Deja una respuesta