Confirmaron que hoy disolverán la Fiscalía de Cartasegna

El procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, confirmó hoy que la fiscalía de La Plata a cargo del procesado fiscal Fernando Cartasegna será disuelta en esta jornada y aseguró que la Justicia evalúa la “promoción de un sumario administrativo y el inicio de jury de enjuiciamiento” contra el funcionario investigado. 

Conte Grand explicó que esos mecanismos “habilitan la posibilidad de suspenderlo en sus tareas, situación que a su vez permite la citación a la declaración indagatoria”, que ya pidió el fiscal Alvaro Garganta por los presuntos delitos de “incumplimiento de deberes de funcionario público, violación de medios de prueba y falsedad ideológica de documentos públicos”.

El procurador general bonaerense, consultado por radio Rivadavia sobre qué iba a ocurrir con la UFI 4 de La Plata, a cargo de Cartasegna, respondió: “La decisión del fiscal general (de La Plata, Héctor) Vogliolo, es disolverla y esto se materializará hoy mediante una resolución que debe firmar él”.

Conte Grand anticipó que, “luego, habrá un proceso de recomposición de esa Unidad Funcional de Investigaciones, de manera que por el tiempo que dure la disolución las causas asignadas a la UFI 4 van a mantenerse distribuidas en otras UFI de La Plata”. 

Ayer, Garganta procesó y citó a indagatoria a Cartasegna, quien goza de una licencia otorgada luego de que denunciara amenazas en su contra. 

La resolución de Garganta puntualiza presuntas irregularidades como carátulas de causas en blanco, faltante de efectos secuestrados en procedimientos, documentos falsificados y atrasos en diversos expedientes. 

“Este procesamiento modifica el horizonte de cosas. Tenemos que evaluar la situación, y resolver eventualmente la promoción de un sumario administrativo y el inicio de un jury de enjuiciamiento”, advirtió hoy Conte Grand. Y completó: “Ambas situaciones o cualquiera de éstas habilita la posibilidad de suspenderlo en sus tareas, situación que a su vez permite la citación a la declaración indagatoria”.

El 3 de mayo pasado, Cartasegna denunció que fue víctima de un atentado en su propia oficina del edificio de los Tribunales. Según su relato, ingresaron en su despacho, lo ataron, lo golpearon y lo obligaron a escribir “Nisman” con azúcar en el suelo. Una semana antes, había revelado una amenaza en plena madrugada. 

Cartasegna atribuyó los presuntos ataques a una causa conexa a la de los sobres ilegales en la Policía Bonaerense, vinculada a abogados “carancho” que fraguaban expedientes de accidentes de tránsito, de la cual él debía hacerse cargo. Ahora permanece internado en una clínica psiquiátrica, porque -según trascendió de su familia- está bajo una “profunda depresión”.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: