La UNC analizará el impacto ambiental de Cormecor

La Cámara Contencioso Administrativo de Primera Nominación solicitó a la Universidad Nacional de Córdoba que analice el contenido del estudio de impacto ambiental del complejo de tratamiento de la basura de Cormecor.

La medida se da en el marco de la denominada “Causa Complejo Ambiental”: la acumulación de todas las causas contra la radicación 18 kilómetros al sur de la Capital del complejo de la Corporación Intercomunal para la Gestión Sustentable de los Residuos del Área Metropolitana Córdoba (Cormecor).

Se trata del amparo presentado por los productores agropecuarios Gremo, cuya cautelar mantuvo el Tribunal Superior de Justicia (TSJ); otra medida similar presentada por la Municipalidad de Villa Parque Santa Ana, y un amparo colectivo de vecinos de esa localidad. También se acumuló una demanda civil de otro productor José Caparroz, lo que fue rechazado, y ahora debe definir el TSJ si vuelve a Alta Gracia o se acumula con los amparos.

El 11 de julio pasado, la Cámara notificó al rector de la UNC, Hugo Juri, para que en el término de 10 días hábiles “informe, a través de la dependencia de esa Universidad que corresponda”, sobre “si el estudio de impacto ambiental elaborado por Cormecor ha atendido debidamente a las particularidades que el lugar elegido impone para que la realización y funcionamiento de la Planta tengan la menor incidencia sobre el ambiente y la salud de las personas que se encuentran cerca de él, y si se han previsto las medidas de remediación razonables a tal fin

En la notificación de la Cámara, se le solicita a la UNC que informe si las objeciones planteadas en los amparos “son de recibo, confrontándolas con el estudio de impacto ambiental realizado por Cormecor, con la información complementaria posterior y con la producida a raíz de los fenómenos meteorológicos acaecidos en marzo de este año”.

El escrito agrega: “El informe preliminar que se le pide a esa UNC, entonces, es que establezca si en el marco del proceso en el cual fue realizado el EIA, que fuera aprobado por Resolución N° 510/15, al cual se le otorgó Licencia Ambiental por Resolución N° 10/17, ambas emanadas de la Secretaría de Ambiente del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia, ha contemplado adecuadamente los aspectos a los que se refieren dichas objeciones. Asimismo la UNC debe informar si las medidas previstas para mitigar dicho impacto son suficientes a tal fin. Sírvase formular cualquier consideración que estime útil sobre la cuestión planteada”.

Rechazo de los demandantes

El grupo de vecinos Santa María Sin Basura rechazó la medida judicial, calificándolo de “escandaloso”.

“Lo que escandaliza, además del exiguo tiempo otorgado para evaluar un EIA de más de 600 páginas y varios cuerpos de expedientes acumulados, es que en dicho decreto, el tribunal adelanta opinión señalando que: ‘corresponde (a la UNC) pronunciarse sobre  la prueba útil e imprescindible para dilucidar el núcleo de la cuestión , ya que se advierte, no está limitado solamente al impacto que per se produce la planta de RSU sobre el ambiente circundante, sino involucra también, y tal vez principalmente, a la recolección, tratamiento y disposición de los residuos urbanos que se producen en un ámbito geográfico más extenso que incluye como protagonista principal a la Municipalidad de Córdoba. Vale decir, que la prueba no debe ceñirse al impacto que la realización del proyecto tiene en sus zonas inmediatas y circundantes sino también a los efectos que puede acarrear su no concreción en la salud y el ambiente de un colectivo mucho mayor que involucra a un millón y medio de habitantes aproximadamente de la ciudad de Córdoba y el Gran Córdoba'”, manifestaron mediante un comunicado de prensa.

“Resulta repudiable que desde la propia Cámara se presione a la UNC a legitimar un proceso viciado de irregularidades en supuesto beneficio de una mayoría”, agregan en el texto difundido, que se puede leer completo en este link.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

Deja una respuesta