Trump sube aún más los decibeles en su disputa con Corea

Washington. Donald Trump, volvió a redoblar ayer la apuesta en el cruce verbal con Corea del Norte y afirmó que su amenaza de descargar “fuego y furia” no fue “suficientemente dura”, después de que Pyongyang insistiera en el enfrentamiento.

“Es tiempo de que alguien defienda a la gente de este país y de otros países, así que quizá la declaración no fue suficientemente dura”, dijo Trump a periodistas en su complejo de golf en Bedminster, Nueva Jersey, donde está de vacaciones.

El Gobierno de Corea del Norte había afirmado horas antes que está diseñando un plan para disparar misiles cerca de la isla de Guam en el Pacífico, donde Estados Unidos tiene una base militar.

Trump evitó responder ayer si Estados Unidos planea lanzar un ataque preventivo y dijo que continúa abierto a una negociación. “Mejor que Corea del Norte se comporte o los norcoreanos van a estar en problemas, como pocos países en este mundo han estado en problemas”, agregó.

El magnate se mostró satisfecho por las sanciones contra Pyongyang aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU el fin de semana pasado, pero afirmó que no cree que Corea del Norte cambie su actitud tras décadas de diálogo fallido. “Si Corea del Norte hace algo en términos de pensar en atacar a alguien que amamos o que representamos, o nuestros aliados o nosotros, pueden estar muy nerviosos”, expresó. “Porque les pasarán cosas que nunca creyeron posibles”.

Trump informó que evalúa el número de tropas de su país en Asia y la posibilidad de aumentar de manera sensible los gastos en defensa antimisiles.

En medio de la escalada, las autoridades norcoreanas dijeron que a mediados de agosto tendrán listo el plan para lanzar misiles cerca de Guam como forma de advertencia, en vista de que sólo “la fuerza absoluta puede funcionar” con el jefe de la Casa Blanca. “Trump salió a decir muchas tonterías sobre ‘fuego y furia’, sin comprender la grave situación”, dijo el general Kim Rak Gyom, comandante de la Fuerza Estratégica del Ejército Popular de Corea. “Parece que el diálogo no es posible con un hombre desprovisto de razón, y sólo la fuerza absoluta puede funcionar con él”, agregó.

La Otan, por su lado, dijo que no está obligada a apoyar a Estados Unidos en caso de un ataque contra Guam. La isla no pertenece al área alcanzada por el tratado.

Categorias: Internacionales

Etiquetas:

Deja una respuesta