Más optimismo sobre la economía

Una sensación de optimismo invade a los agentes económicos en Córdoba tras el resultado nacional de las Paso 2017. El gobierno de Mauricio Macri se fortaleció casi en la mitad de los distritos de la Argentina, aumentó su caudal de votos en relación con las primarias de 2015 y alejó la irracional idea de una salida anticipada del poder que alentaban núcleos de la oposición.

El cambio de ánimo se nota en los proyectos que se anuncian y en el mostrador. “Es increíble cómo el humor social tiene un papel cada vez más relevante en el consumidor a la hora de decidir una compra o de tomar un crédito, incluso más que los datos de cómo está la economía”, afirma la responsable de comunicación de una de las empresas líderes de Córdoba. El regreso de las cuotas fijas a 12 y a 18 meses ayuda.

Jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) dispondrán, en conjunto, de un extra de 50 mil millones de aquí a fin de año. El aumento de 13,3 por ciento, que implica una suba de 28 por ciento en los últimos 12 meses, impacta en un colectivo de 17 millones de personas. Es dinero que irá directamente al consumo.

La demanda laboral aumentó 6,1 por ciento en julio en Córdoba, con una fuerte recuperación de pedidos de personal capacitado (35,6 por ciento), según el índice que elabora el Consejo Profesional de Ciencias Económicas.

Las fábricas de maquinaria agrícola están viviendo el mejor año de los últimos cinco. En el primer semestre, la producción trepó en promedio 45 por ciento, de acuerdo con datos del Indec.

Rosana Negrini, al frente de Agrometal en Monte Maíz (“en el interior del interior”, como le gusta decir), cuenta que la dotación pasó de 280 a 400 empleados y que la producción de sembradoras duplicaría este año (unas 500 unidades) a la de 2015. “Somos optimistas, pero vivimos este momento. En la Argentina, la realidad suele cambiar de un día para otro”, se sincera ante La Voz .

La consultora de Orlando Ferreres señala que a junio último la economía venía creciendo a un ritmo de 4,6 por ciento interanual, que podría llegar al seis por ciento en octubre, cuando se realizará la elección legislativa. El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) sería de 3,5 para este año, con una inflación en torno del 20 por ciento, señaló el economista.

Ferreres advierte que el gran desafío es reducir la pobreza, que alcanza al 32 por ciento, es decir, a uno de cada tres argentinos.

Lo que está por venir es, sin dudas, una mayor actividad, como reconoce gran parte de economistas y consultoras. La mejora del empleo estaría atada al “blanqueo laboral”, aunque todavía el Gobierno no dio señales sobre si habrá un perdón fiscal para los empleados no registrados y qué sucederá con las contribuciones patronales hacia adelante.

Los empleadores advierten que entre contribuciones y seguro, el costo del trabajador registrado supera entre 40 por ciento y 50 por ciento el sueldo de convenio.

Tampoco existen mayores precisiones sobre qué sucederá con los cambios a la ley de jubilaciones y la prometida reducción del gasto público, que hasta ahora se hizo con ajustes en algunas partidas (jubilados y discapacitados). Tampoco hay indicios claros de cómo será la reforma impositiva, a la que el titular de la Afip, Alberto Abad, le puso un freno.

El asesor letrado de un gremio activo en Córdoba admite que el blanqueo laboral engrosará el plantel de los sindicatos y le restará militantes a la protesta piquetera. “Pero se viene una ofensiva contra los sindicatos”, entrevé. Esta es la razón de fondo de la CGT para volver a la calle el próximo martes y avanzar en un paro general para septiembre.

Por ahora, el optimismo les gana a las proyecciones por venir. Y este ánimo influye en las decisiones económicas.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: