Fondo del Conurbano: el argumento de Córdoba en la Justicia serán los subsidios

En el plazo de dos semanas, el Gobierno de Córdoba planteará sus argumentos ante la Corte de Suprema de Justicia, que tiene en estudio una decisión de fuerte impacto financiero para todas las jurisdicciones: fallar sobre el reclamo de la provincia de Buenos Aires respecto del reparto de los recursos del Fondo del Conurbano Bonaerense.

La gobernadora macrista María Eugenia Vidal lleva adelante una demanda judicial que cuenta con la venia del presidente Mauricio Macri.

En juego hay unos 56 mil millones de pesos que podrían terminar en las arcas bonaerenses.

El resto de los gobernadores temen que si la Justicia termina dándole la razón a Buenos Aires, sus ingresos se vean reducidos significativamente. Córdoba calcula una poda anual de unos 7 mil millones.

Buenos Aires hoy sólo recibe 650 millones por un tope fijado por otra ley. La inconstitucionalidad de esa medida es la que denuncia Vidal.

Ante este escenario, el miércoles pasado, 18 gobernadores y tres vicegobernadores se reunieron en la Capital Federal para dar una señal contundente al Gobierno nacional y al máximo tribunal argentino de que el asunto está al tope de sus agendas de gestión.

El gobernador Juan Schiaretti volvió a tener un rol destacado entre sus pares. El próximo paso es que cada provincia deje sentada su postura ante la Corte.

Por eso, antes de fin de mes, todas las jurisdicciones presentarán sus posicionamientos en contra de perder recursos coparticipables si es que, como muchos mandatarios creen, la razón le será reconocida judicialmente a Vidal.

Argumento cordobés

El libreto de Córdoba, adelantó ayer a La Voz una fuente con participación activa en la controversia, se centrará en cuestionar la inequidad que se produce entre Capital y el Gran Buenos Aires en la distribución de subsidios respecto a lo que reciben el resto de los distritos.

“Buenos Aires reclama algo más de 50 mil millones por estar congelado el Fondo del Conurbano, pero en ese mismo tiempo recibió unos 75 mil millones de pesos en concepto de subsidios. Es decir que es más de lo que está reclamando ante la Corte”, adelantaron desde el Panal sobre el punto central del planteo cordobés ante la Justicia.

Uno de los aspectos acordados entre los mandatarios es que haya un abanico de posicionamientos diferentes ante la Corte, aunque el fondo sea el mismo: evitar que la Nación, ante un eventual fallo a favor, les reduzca todo o parte de esos recursos.

En el entorno de Schiaretti consideran que uno de los caminos que podría tomar la Corte es hacerle un guiño a favor del planteo de Vidal, pero sin darle la razón total sobre los fondos.

Esa posibilidad incluiría, según especulan en el Panal, un llamado al Gobierno nacional para que entable una negociación política entre las partes involucradas.

Mucho por negociar

La jugada de los gobernadores, de la que participaron también los radicales Gerardo Morales (Jujuy), Ricardo Colombi (Corrientes) y Alfredo Cornejo (Mendoza), apunta a adelantar la discusión política a la decisión que podría tomar la Justicia.

De hecho, en el documento que firmaron todos los presentes, se solicitó a la Corte “no fallar todavía”, ya que el asunto “es político”.

Entre los temas a negociar en el corto plazo se destacan el Presupuesto 2018 y las prórrogas del impuesto al cheque y la emergencia económica que vencen el 31 de diciembre.

El ámbito de discusión de esta amplia agenda será el Congreso, donde los gobernadores harán valer su posición a través de diputados y senadores. La oposición es mayoritaria en el Parlamento.

En el radar del Gobierno nacional también está la reforma tributaria y el tratamiento de la postergada nueva ley de coparticipación federal. Como se puede advertir, el paquete es gigante.

En ese combo, el Gobierno nacional ya adelantó su idea de que las provincias comiencen a eliminar gradualmente impuestos distorsivos. Ingresos Brutos figura primero en la lista.

En el Panal, el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, ya tiene preparada una prenda de cambio para cuando Macri avance al respecto.

La compensación que propondrá la Provincia será que el Estado coparticipe de forma más generosa con el resto de las jurisdicciones lo que recauda por el impuesto a los débitos y créditos bancarios (más conocido como impuesto al cheque).

Hoy la Nación se queda con el 70 por ciento, mientras que el 30 por ciento restante se integra a la masa coparticipable. Sin embargo, sólo el 17 por ciento llega a las Provincias.

Menos Ingresos Brutos a cambio de más fondos por el impuesto al cheque es el trato que exhibirá Córdoba cuando llegue el momento de negociar.

En el plano político electoral, una fuente parlamentaria de Cambiemos puso en duda el poder de fuego que buscaron exhibir los gobernadores en la reunión del miércoles.

“Están apurándose para mostrarse unidos porque después de octubre no van a poder hacerlo”, analizó un diputado de la Nación de extracción radical.

Sobre la asistencia de tres gobernadores de Cambiemos en el encuentro en el que prevalecen los peronistas, el parlamentario aseguró que todos habían informado al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de su participación.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: