Día de la Diversidad Cultural: ¿Sabías que el 76% de los cordobeses tiene sangre aborigen?

El 12 de octubre se conmemora el Día del Respeto a la Diversidad Cultural, en memoria a los pueblos originarios de América que fueron sometidos por el proceso de colonización desde el siglo XV y es de público conocimiento. Lo que muchos no saben es que en ellos mismos llevan en su ADN sangre de esos primeros pobladores que muchos creen extinguidos. 

Un estudio del Instituto de Antropología de Córdoba (Idacor) dependiente de la UNC y el Conicet determinó que el 76% de los cordobeses proviene, por línea materna, de antepasados nativoamericanos, mientras que una proporción menor es de origen europeo (16%) y africano (8%).

A partir del análisis de muestras genéticas actuales y antiguas recogidas en 20 localidades de la provincia durante los últimos 10 años se intentó reconstruir la historia evolutiva de las poblaciones que habitaron el centro de Argentina, a partir de evidencia genética.

Para los científicos el valor central de los hallazgos e investigaciones realizadas contribuyen a visibilizar una historia muchas veces oculta, y disparan contra cierto sentido común construido en torno al origen de los argentinos. “No venimos solo de los barcos europeos, como mucha gente cree. Las personas que habitaban estas tierras hace 5000 años continúan haciéndolo. No se extinguieron”, concluyen.

“El análisis del ADN mitocondrial, que se trasmite únicamente de madre a hija, demuestra nuestro vínculo directo con los pueblos originaros”, explicó a UNciencia, Darío Demarchi, investigador del Conicet y director del equipo que lleva adelante el proyecto. El especialista precisó que, por línea paterna, la ascendencia es, en cambio, mayormente europea.

Para el estudio de obtuvieron 1000 muestras contemporáneas recogidas en 20 localidades de las provincias de Córdoba, San Luis y Santiago del Estero, durante los últimos 10 años. El muestreo también incluyó habitantes de la capital cordobesa, cuya extracción de ADN se llevó a cabo en el Laboratorio de Bioantropología, perteneciente al Museo de Antropología de la UNC. A través del hisopado bucal realizado al conjunto de estos voluntarios, lograron rastrear y determinar el origen geográfico de la población.

Otra particularidad en Córdoba

Otro hallazgo importante fue que parte de la población actual de Córdoba (entre el  10 y 15 por ciento) pertenece a un subtipo de linaje autóctono –el D1j–, que sería particular de la región central del país y se habría desarrollado como evolución local, durante el período prehispano. 

“Encontramos ese mismo linaje en una persona que vivió en la costa de la Laguna Mar Chiquita, en el noreste provincial, hace 4500 años”, explicó Rodrigo Nores, biólogo especializado en arqueogenética (estudio de ADN antiguo) e integrante del equipo de investigación.

Eso indica que la gente que habitaba esta región hace miles de años tenía la misma “marca genética” que hoy encontramos en la población cordobesa, apuntan en el sitio de la UNC. “Eso significa que ha habido una continuidad temporal de al menos cuatro a cinco mil años”, agregó el científico.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

Deja una respuesta