Dictan la prisión preventiva al “Pata” Medina y a otros allegados a él

La justicia penal platense dictó hoy una nueva prisión preventiva para el ex líder de la UOCRA La Plata Juan Pablo “Pata” Medina y también para otras nueve personas allegadas al sindicalista detenido, entre ellas su mujer e hijos, por el delito de “asociación ilícita”.

Voceros judiciales confirmaron a DyN que la medida coercitiva de la libertad fue aprobada por el Juez de Garantías 2 de esta capital, Jorge Moya Panicelo, el mismo magistrado que la semana pasada había aplicado una sanción idéntica para Medina por “coacción agravada”.

La prisión preventiva dictada este jueves, solicitada el miércoles por el fiscal platense Alvaro Garganta, recayó contra Medina, sus hijos Cristian “Puli” Medina y Agustín Medina, su cuñado David García, su esposa María Fabiola García y la hija de esta última, Marianela Pagnoni.

También para el contador de la sede platense del gremio de la construcción, Miguel Angel Federico; los sindicalistas Pablo Neves y Rubén Darío Roldan, y para la pareja de uno de los hermanos Medina, Lara Muñoz, y Marianela Pagnoni, estas últimas dos beneficiadas con prisión domiciliaria.

En tanto el sindicalista de UOCRA Casimiro Gómez, que había sido detenido junto al resto, fue excarcelado ante la falta de elementos probatorios en su contra.

El fiscal Garganta había solicitado además la “inhibitoria” de la causa, haciendo referencia que en el ámbito federal la justicia de Quilmes tiene a su cargo un expediente contra Medina y otros imputados por “lavado de activos e intermediación financiera”, conexos con el delito de asociación ilícita.

Ese pedido deberá ser resuelto ahora y si es aprobado la causa platense se sumará a la que ya tiene el juez federal de Quilmes Luis Armella. Medina está preso junto a otras once personas acusado de cometer los delitos de “lavado de activos”, “extorsión”, “asociación ilícita” y “coacción agravada”, por amenazar con “prender fuego” la provincia si lo detenían.

Medina, su hijo “Puli”, su cuñado García y el empresario Juan Horacio Homs, dueño de Abril Catering, fueron detenidos hace tres semanas por orden del juez Armella, quien tiene a su cargo la causa por lavado de activos y extorsión.

Todos ellos están acusados de liderar una banda que extorsionaba con distintos métodos a empresas constructoras de la región para colocar como trabajadores a sus afiliados del gremio de la construcción y a contratar los servicios de catering de Abril.

En la tercera causa, por “coacción agravada”, está imputado únicamente Medina, quien el viernes pasado recibió un nuevo revés judicial cuando la justicia de Garantías aprobó su prisión preventiva y la elevación a juicio oral y público de ese caso, que se prevé podría realizarse en 2018.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

Deja una respuesta