Un cable de 50 pesos, la perdición para un policía

Otra vez, un agente de la Policía de Córdoba termina acusado de estar “del otro lado del mostrador”. Ayer a las 11, el sargento primero Juan Manuel Suárez (45) terminó detenido sospechado de haber hurtado un cable que usualmente es utilizado para atar motos del interior de un hipermercado de la avenida Colón al 4800, de la ciudad de Córdoba.

Según se indicó, minutos después de las 10, Suárez fue observado por los guardias de la firma Sodimac cuando habría tomado el cable y se lo habría guardado en un bolsillo del pantalón.

Al pasar por la línea de cajas sin abonar este elemento, que cuesta 50 pesos, fue obligado a detenerse, momento en que intentó entregarlo manera voluntaria. Ante esto, se avisó a la Policía y Suárez fue trasladado a la comisaría 2ª. El operativo quedó asentado en la unidad judicial 22 que funciona allí.

Al mismo tiempo, se dio participación al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario, por lo que se descuenta que el policía quedará en situación pasiva.

El caso generó una doble repercusión. Por un lado, otra vez produjo un fuerte dolor de cabeza institucional.

Según reveló La Voz, en 2017 hubo 251 efectivos sacados de servicio por delitos y faltas.

Pero, al mismo tiempo, existe un parentesco que nadie pudo dejar de lado: el policía ahora detenido es hermano del exjefe de la fuerza, Julio César Suárez, quien estuvo sentado en el sillón principal de la institución desde fines de 2013 (luego de la huelga policial) hasta diciembre de 2015, cuando fue reemplazado por el actual número uno de la fuerza, Gustavo Vélez.

En el medio, Julio Suárez fue protagonista de diferentes polémicas, tanto adentro como afuera de la institución, por lo que la detención de su hermano corrió de manera veloz ayer entre los policías.

Categorias: Noticias

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: