Para el ministro de Trabajo bonaerense, "ningún sindicalista está preso por reclamar por los trabajadores"

POLíTICA

Fecha: 16/01/2018   12:01

    El ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas, señaló que en nuestro país, “ningún sindicalista está preso por reclamar por los derechos de los trabajadores”, en referencia a las detenciones de 13 integrantes de la UOCRA Bahía Blanca en el marco de una causa por asociación ilícita y extorsión

“Ningún sindicalista está preso por reclamar por los derechos de los trabajadores y a los que reclaman por los derechos de los trabajadores los recibimos en el ministerio de Trabajo de provincia y de Nación”, sostuvo Villegas.

“Involucramos a los ministerios que corresponden y los temas los solucionamos, tengo una lista enorme de situaciones de esa naturaleza que han sido resueltas con gente que quiere trabajar en serio”, añadió.

El ministro los diferenció de “los que quieren robar”, o “los que se disfrazan de sindicalistas” y de los que “extorsionan a los empresarios pero también a sus propios compañeros” y agregó en ese sentido que “en Bahía Blanca había una lista negra de gente que no podía trabajar porque no aceptaban las condiciones que les imponía el propio sindicato”. “Me lo han dicho a mí caminando en alguna obra”, remarcó.

“Las cosas terminan donde tienen que terminar, los que tienen la legitimidad para conducir a los trabajadores al frente de los sindicatos” y los otros “afuera de los sindicatos o adentro de la cárcel”, agregó en declaraciones formuladas a Radio Bahía Blanca.

Villegas hizo estas declaraciones un día después de que el último lunes se entregara un nuevo prófugo y totalizaran así 13 los detenidos vinculados a la ex cúpula de la UOCRA de Bahía Blanca -con Humberto Monteros a la cabeza-, investigados en la Justicia por asociación ilícita y extorsión. Mientras permanece prófugo otro integrante del gremio identificado como Roberto Ríos.

Los operativos se llevaron a cabo el jueves pasado en el marco de un mega procedimiento que incluyó varios allanamientos donde Monteros y su adjunto, José Burgos, fueron detenidos bajo la acusación de encabezar una asociación ilícita que extorsionaba a empresarios de la construcción, quienes eran obligados a contratar los servicios de firmas vinculadas a ellos y su entorno, o a aportar dinero para poder continuar las obras.

Al momento de ser apresado, Monteros tenía en su poder más de 5 millones de pesos, 100 mil dólares, armas y drogas.

Fuente:  16 enero 2018 (ambito-derf)


TAGS:::


SEGUI LEYENDO

Categorias: Nacionales

A %d blogueros les gusta esto: