SEGÚN LOS PERITOS, FERNANDO PASTORIZZO MURIÓ POR UN DISPARO INTENCIONAL

“El tirador se acercó no más de 50 centímetros de la víctima para el segundo disparo; necesariamente se agachó”, sostuvieron los peritos.

Fernando Pastorizzo fue baleado a una distancia de 30 centímetros y luego rematado con un segundo disparo claramente intencional cuando ya estaba en el piso, según señalaron este martes dos peritos en el juicio que se le sigue por el crimen a la novia del joven, Nahir Galarza, en los tribunales de Gualeguaychú.

“Por el tatuaje del disparo en la espalda, el disparo fue a unos 30 centímetros”, expresó el médico Fernando Benetti en la quinta jornada del juicio a Galarza que se celebra desde el pasado 4 de junio.

El perito detalló: “El cuerpo presentaba dos heridas de arma de fuego en el tórax. La herida que produjo la muerte inmediata fue la originada desde atrás, la cual le perforó un pulmón. Ambos disparos se produjeron cuando la víctima estaba con vida”.

“El segundo disparo fue a la altura del esternón, un centímetro arriba del otro disparo que ingresó por la espalda. Ambos proyectiles ingresaron y salieron del cuerpo de Fernando“, añadió el médico.

Fuente: 13 de junio de 2018 (SinMordaza)

Categorias: Noticias,Policiales

Deja una respuesta