Venta de Destilería San Lorenzo: YPF ya adelantó que no refinará ¿Es mejor que la adquiera Trafigura?

El lunes, el juez concursal abrirá los sobres licitatorios y adjudicará los activos de Oil Combustibles ¿Qué proponen uno y otro oferente? ¿Qué es lo mejor para el futuro de los trabajadores?

Este lunes se adjudicará Oil Combustibles ¿Cuál de los dos oferentes es el mejor para el futuro de la Refinería San Lorenzo?

Este próximo lunes el juez Javier Cosentino, que interviene en la quiebra comercial de Oil Combustibles, determinará, una vez abiertos los sobres licitatorios, a quien adjudica los activos de la petrolera sanlorencina, si a YPF (asociada a Dapsa) o a Trafigura.

Estas dos empresas fueron las únicas que presentaron formalmente una intención de adquisición. El resto de los interesados, como Lukoil o Shell, entre otros, desistieron de seguir adelante en la compulsa.

La oferta de YPF tiene un interés específico y es utilizar el predio de San Lorenzo para almacenamiento y distribución, no así para reactivar la producción.

Esta suposición, que no es secreto en el interior de Oil Combustibles, fue confirmada por uno de los directores de la petrolera estatal, Emilio Apud, quien días atrás estuvo en el Congreso de Economía que organizó la Fundación Libertad, en Rosario, y apuntó: “La refinería de San Lorenzo no tiene demasiado atractivo por sus características, aunque sí puede funcionar como un centro de almacenaje de hidrocarburos destinados a exportación”.

Tales declaraciones fueron publicadas en el sitio ON24, y de cumplirse, la suerte de la destilería está echada, y lo mismo para cientos de puestos de empleo.

Sabido el posicionamiento que tendrá YPF en caso de quedarse con los activos de Oil, vale preguntarse que sucedería si, en cambio, la refinería pasase a manos de Trafigura.
YPF solo mira el puerto y los tanques de almacenamiento, que anexaría a los que ya tiene en Poliducto San Lorenzo ¿Producir? No.

Primero de todo ¿quién es Trafigura?

Se trata de un holding que tiene su sede central en Holanda, que incursiona en el mercado petrolero desde hace unos años y que no hace mucho puso su mira en Latinoamércia. Para ello, habilitó su subsede continental en Montevideo, Uruguay, y desde allí opera para Argentina, donde cuenta con una planta de refinación que le compró a Petrobras y está ubicada en Bahía Blanca.

A poco de su adquisición se generó un serio conflicto laboral, pues cesó su producción y despidió a todos los trabajadores. Tras la mediación del Ministerio de Trabajo de la Nación (por entonces tenía rango ministerial y no de Secretaría, como ahora), las partes negociaron y todo volvió a la calma.

Hoy, Trafigura planifica reconvertir la marca Puma, y para ello, las estaciones de servicio que pertenecían a la cadena de Petrobras pasaron a tener esta nueva referencia. Gran parte del combustible expendido por Puma es producido por la refinería de Bahía Blanca, y es de suponer que si adquiere las bocas de expendio de Oil, podría abastecerlas con el combustible que genere en San Lorenzo, como se hacía antes de la quiebra.

Incluso, también impera alguna hipótesis de reactivar la refinería para generar la nafta que demanda Pampa Energía (ex PASA Petroquímica), que antes del cierre de Oil era adquirida en San Lorenzo y ahora deben hacerlo mediante la importación del producto, algo que genera complicaciones a la hora de montar la logística de abastecimiento.
Puma es la marca comercial de Trafigura en Argentina. La firma adquirió la refinería de Bahía Blanca y puja por la de San Lorenzo.

Sin embargo, estos son solo especulaciones y no hay confirmado decisión alguna. A decir por el directivo de YPF, lo único cierto en el caso que la estatal se alce con estos activos, solo utilizará su capacidad de almacenamiento desplegada en una playa de 84 tanques para contener petróleo crudo, asfaltos, fuel oil, IFO, nafta virgen y destilados medios, entre otros productos (capacidad total de almacenaje de 340.000 metros cúbicos), además de los cuatro muelles.

Respecto a los trabajadores, una vez identificado al adquirente y confirmado el traspaso de los activos, la Justicia, automáticamente, informará el pago de sus indemnizaciones más sueldos y otros items a liquidar. Una vez que formalicen el cobro de ese dinero quedarán sin relación laboral alguna.

¿Cuántos de los 360 empleados que posee hoy Oil Combustibles en San Lorenzo podrían ser recontratados?

La cifra es difícil de medir porque no hay precisiones sobre la actividad que dispondrán sus futuros dueños. Así y todo, el mínimo que debería contar para confirmar el cumplimiento fiel de las medidas de seguridad industrial, como también impedir que se genere un impacto ambiental, sería una dotación de cincuenta o sesenta personas, según indican los especialistas en estos temas.

A ello podrían sumarse un número similar o algo menor si se mantiene el funcionamiento de los muelles y los tanques de almacenamiento, aunque bien podrían complementar esa tarea algunos o todos los que tengan a cargo la seguridad de la planta.

Demasiadas suposiciones e interrogantes ante una situación compleja, que aún no está resuelta y cuyo futuro, desde su reactivación productiva y cupos laborales, sigue incierta.

Categorias: Locales

A %d blogueros les gusta esto: