¡La gruardia alta!

Que la Conmebol estaría pensando en utilizar un inhibidor de señal en el banco de suplentes y en el vestuario visitante, cosa de que Marcelo Gallardo no pueda comunicarse con sus colaboradores desde algún punto de la ciudad de Buenos Aires? Esto no debería ser un problema para el Muñeco. Siempre y cuando, claro, siga los pasos del mejor estratega del mundo mundial. ¿Guardiola? ¿Antonio Conte? ¿Simeone? ¿Klopp? No. Hablamos del turco Yavuz Incedal.

El caso es que a este entrenador le dieron, en mayo de 2015, una sanción un poquito más severa que al Muñeco:nueve meses y 285 días. ¿Por qué? Según las crónicas, “discutió con un referí” (imaginamos que más que discutir, por semejante sanción, lo debe haber mandado al hospital). El caso es que el amigo Yavuz no recurrió al handy ni esas nimiedades. El tipo diagramó un plan brillante para dirigir a su entonces equipo, el Corum Belediespor, de la Tercera de Turquía. ¿Qué hizo? Lo que cualquier técnico haría en su lugar:¡alquiló una grúa! Claro, como no podía ingresar a los estadios, en un partido de playoff ante el Darıca Gençlerbirliği, clave por el ascenso, puso la grúa en una calle aledaña al estadio y, desde las alturas, les dio las indicaciones correspondientes a sus jugadores. Y andá a buscarla al ángulo, FIFA, AFAturca, UEFA, Conmebol y Conogol…

Así, en compañía de un ayudante, su Biscay turco, también subido a la grúa, el entrenador fue testigo del empate sin goles de su equipo. Atodo esto, Yavuz Incedal (que hoy dirige al Nigde Anadolu FK, también de la Tercera turca) fue de las pocas personas que vieron aquelpartido desde el estadio (bueno, desde las alturas del estadio), ya que se jugó a puertas cerradas debido a los disturbios del fútbol turco. Algo que acá nunca pasa, está claro.

A falta de permiso, buenas son las grúas

Yavuz Incedal,

Categorias: Deportivas

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: