Gracias a vos

A veces la ayuda viene del que menos pensás, del que nadie creía. Este Chacarita de Vivaldo, que busca puntos por todos lados, encontró la victoria gracias a un ex, a uno de los que vistió la Tricolor y encima ascendió a Primera (2008/2009). En una jugada desafortunada, a Alejandro Frezzotti, hoy central titular enGimnasia (J), le rebotó la pelota y la mandó a guardar para que elFunebrero vuelva a la victoria en su casa y le dé un poco de aire a su entrenador Vivaldo.Gracias a vos.

Chacarita arrancó como había terminado aquél partido que se suspendió a los siete minutos: con pocas luces. Entre que le costó asentarse en la cancha y los de Morales Santos probaban desde afuera con tiros de Córdoba y Auzqui, el local pasó más que un susto en el amanecer del PT. Sin embargo, cuando se encendió Matías Sánchez, calentó motores el Burrito Rivero y Elías Alderete (el pibe que le ganó el puesto a Lentini) se metió en el engranaje, el local mejoró. Claro, el DT Vivaldo, suspiró. Es que desde hace rato el murmullo es constante cada vez que su nombre aparece en San Martín. Sólo ocho puntos de 30 en juego llevaba este Fune delFlaco que todavía no arrancó. Por eso el grito de desahogo en el gol medio de Baima, medio de Frezzotti: el local necesitaba como agua empezar a sumar de tres.Linda apilada de Sánchez, uno de los pocos distintos que intentó algo en el local, derivó en un zurdazo de Baima (ya la había embocado en la fecha pasada vs. Instituto) y el rebote en Frezzotti, central del Lobo, que descolocó a De Giorgi. Se fueron al descanso 1-0 y estaba bien.

El segundo tiempo fue a gusto y placer del local. La visita nunca tuvo las ideas para atacar con profundidad y, cuando pisaba el área rival, era Pedro Fernández, el 1 del Fune, quien se encargaba de negarle la chanche de gol a la visita. Para colmo, Freire se fue tontamente expulsado cuando la mano se le estaba complicando a los de Vivaldo.A partir de allí, Chaca cerró el partido a su manera. Metió gente en el mediocampo para tener la pelota y pescar alguna contra que nunca llegó. Lo que sí cayó fue la ayuda de Frezzotti. Otra vez, Chaca, agradecido.

Categorias: Deportivas

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: