Polémica por la inclusión de la Mona Jiménez en el festival Lollapalooza

El popular cuartetero fue incluido en el “line up” de artistas de de uno de los eventos más destacados del rock

La edición 2019 del Lollapalooza que se llevará a cabo los días 29, 30 y 31 de marzo tiene una novedad más que sorprendente y que ya generó polémica. Es que ayer se anunció el esperado line up y viene con la inclusión de Carlos La Mona Jiménez, el máximo referente del cuarteto.

El cordobés había sorprendido cuando, apenas recuperado de una operación, anunció que este 8 de diciembre iba a encabezar su propio festival en Buenos Aires llamado “Monapaliza”, nombre que -con humor- hacía referencia al Lollapalooza.

Y como para que no queden dudas de que será una edición inédita, la Mona estará en el Hipódromo de San Isidro compartiendo cartel con los Arctic Monkeys. Por otra parte el rapero Kendrick Lamar, y el rockero estadounidense Lenny Kravitz serán otras de las atracciones de la 6º edición del Lollapalooza.

También serán de la partida el dúo estadounidense Twenty One Pilots, las bandas de Manchester The 1975 e Interpol, la cantautora St. Vincent, Snow Patrol, el brasileño Caetano Veloso junto a sus hijos, el uruguayo Jorge Drexler y el afamado DJ Steve Aoki, de acuerdo a la grilla dada a conocer este mediodía por la organización local. Bring Me The Horizon, Sam Smith, Post Malone, Greta Van Fleet y Rosalía son algunos de los artistas que completan la nómina de extranjeros.

Entre los créditos locales destacan Fito Páez, Vicentico, Juana Molina, Lali Espósito, Escalandrum. El line up para la nueva edición cuenta con más de 100 bandas, que desfilarán a lo largo de 3 días por los 5 escenarios montados en el predio, en el que además habrá distintas atracciones, espacios verdes, una amplia oferta gastronómica y un lugar dedicado a los más chicos conocido como Kidzpalooza.

ADEMÁS: La hija no reconocida de La Mona Jiménez vende choripanes
En este contexto, la presencia de Kendrick Lamar, ganador del Premio Pulitzer por su disco “Damn”, una de las figuras más importantes de la música en la actualidad, aparece como el punto más destacado de las tres jornadas.

Del mismo modo, los regresos de Arctic Monkeys y de Lenny Kravitz presenta la posibilidad de poder volver a disfrutar de dos números considerados clásicos a esta altura, que garantizan una gran convocatoria de público. Al respecto, la numerosa grilla incluye, como ya es costumbre, una oferta musical que contempla figuras de primera línea, consagrados y un número mayoritario de artistas emergentes que permiten un acercamiento del público de este lado del mundo con lo que suena en los grandes festivales europeos.

De la misma manera, la gran cantidad de artistas garantiza un amplio abanico de estilos, que en este caso abarca el rock tradicional de Lenny Kravitz, el rap de Lamar, la escena indie, la canción, la música electrónica y hasta el cuarteto cordobés, de la mano de La Mona Jiménez.

Uno de los grandes golpes de efecto del festival también resulta la inclusión de destacados artistas argentinos o de la región, como el caso de Fito Páez, Vicentico, Jorge Drexler y Caetano Veloso. Pero el Lollapalooza también posibilita a las bandas emergentes locales el acceso al gran público, en el caso de quienes opten por acercarse al predio desde el momento de apertura de puertas, lo cual generalmente ocurre al mediodía o primeras horas de la tarde. La venta de entradas para esta edición comenzó con éxito en agosto y hasta ayer no son muchas las entradas disponibles para cualquiera de las jornadas.i

Categorias: Espectáculos,Noticias

A %d blogueros les gusta esto: