Quiero vale cuatro

El último campeón de la Euroliga continúa a paso firme cosechando victorias en el camino. Esta vez, la víctima fue el Bayern Munich a domicilio. Después de una primera mitad arrolladora por parte del Merengue (46-31 arriba), parecía que todo se encaminaba a un triunfo tranquilo, pero hubo sufrimiento. El Bayern metió un tercer cuarto excelente (28-19) y emparejó el encuentro a tal punto de reducir la ventaja a dos tantos. Pero el Madrid es el Madrid y tiene excelentes jugadores de sobra y con experiencia para liquidar esta clase de partidos. Y así lo hizo: ganó 82-72 y llegó a su 12° triunfo en 14 partidos en el torneo continental.

Mirá también: Viejos son los trapos

Tanto Facundo Campazzo como Gabriel Deck fueron titulares en el conjunto visitante. Tortuga metió dos puntos (1-1 en dobles) y bajó un rebote, en sólo siete minutos, ya que recibió un golpe en el ojo derecho que lo dejó fuera de la cancha. Facu anotó tres puntos (0-2 en dobles y 1-3 en triples) que vinieron de un tremendo tiro cuando se terminaba la primera mitad, algo que ya se está convirtiendo en marca registrada. Además, tomó tres rebotes, dio una asistencia, robó dos pelotas y perdió cuatro, en 26 minutos.

Mirá también: ¡Que reveinte Santiago!

Mirá también: No es con vos, Juan

El Merengue cerrará el año en el plano internacional cuando visite, en un partidazo, al puntero Fenerbahce el próximo viernes 28 de diciembre, a las 14.30. El conjunto turco es el único puntero con un récord de 13-1 y una victoria del Madrid los igualaría en el primer puesto.

Categorias: Deportivas

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: