Ahora la provincia pone en duda la continuidad de la cláusula gatillo

Permite que los sueldos no pierdan poder ante la inflación. El ministro de Gobierno dijo que vence a fin de mes y les pidió más diálogo a los docentes.

En medio de la nueva medida de fuerza por 48 horas, el ministro de Gobierno santafesino, Pablo Farías, encendió el alerta: “Ojo, que la cláusula de actualización automática fue una herramienta de la política salarial 2018 y para su renovación habría que acordar en paritarias”. El funcionario afirmó que se deberán recuperar los cuatro días de clases perdidos por los paros, reveló que se “está evaluando descontar las jornadas de huelga” y se quejó de la virulencia gremial: “Nos tratan igual que a quienes no ofrecen nada”.

Tras el segundo intento fallido en las negociaciones y en medio de un cuarto intermedio en el que se desarrolla la segunda tanda de 48 horas de paro, la provincia convocó a una comisión técnica del salario, este viernes por la mañana.

Sin embargo, y en un horizonte donde no están resueltos más paros para la semana que viene, la paritaria docente (donde se debate la recomposición de los haberes) se retomará el lunes con la participación de funcionarios del gabinete de Miguel Lifschitz.

La Casa Gris está en una disyuntiva. En una misma asamblea se votaron dos tandas de paros por 48 horas cada uno; con lo cual debería tomar la decisión política de descontar todos ellos. Sin embargo, los interlocutores lo guardan como un naipe bajo la manga. “Por ahora, lo estamos sólo analizando. Es una posibilidad que todavía no se descarta”, admitió Farías.

Cabe recordar que la provincia propuso agregar en el encuentro del lunes pasado una suma fija de 1.200 pesos a la propuesta original de continuar aplicando la cláusula gatillo que actualiza mensualmente los salarios según índices de inflación, aunque condicionada a la recaudación provincial.

Y sobre este esquema, el gobierno santafesino intentará no moverse demasiado. Los argumentos pasan por la recuperación del salario en relación a la inflación acumulada del año pasado. “El sueldo les aumentó un 47 por ciento. Claramente no es la situación de otros distritos, donde los atrasos versus la inflación son del 20 por ciento”, remarcó el ministro de Gobierno. “Les propusimos adelantarles 1.200 pesos para que impacten con mayor intensidad en los sueldos más bajos y luego se continuaría con la cláusula gatillo. Pero hoy, al estar rechazado todo, no hay nada nuevo sobre la mesa”, advirtió Farías.

Incluso, en esta línea encendió todas las alarmas. “Se termina la aplicación de la cláusula de actualización automática en marzo, porque fue un ítem de la política salarial 2018. La propuesta nuestra es continuar con la aplicación, pero ahora estamos discutiendo la política salarial 2019 y ya hemos ofrecido un porcentaje de arranque que después se incorpora al salario con las actualizaciones”, advirtió.

En este punto “sensible” de la negociación, el titular de la cartera política prosiguió: “La actualización automática no está establecida salarialmente. No es un concepto de los haberes sino una decisión política de 2018 y se termina ahora. Que continúe depende de la discusión paritaria”.

El diálogo con el ministro giró en torno al beneficio de la actualización que gozan los docentes. “En este contexto tan complejo, que un gobierno les preserve el poder adquisitivo no es algo que tengan todos los trabajadores. Hay una política sindical muy instalada de naturalizar a cada comienzo de año una presión para obtener el mejor acuerdo. Pero se encuentran con una gestión con propuestas, sin evasivas y nos tratan de la misma manera que quienes no ofrecen nada”, se pronunció Farías para acotar: “Entiendo que “(Sonia) Alesso tiene función nacional y tenga que salir en Santa Fe con un acuerdo que sea indicador para otras provincias, pero más allá de eso no estamos haciendo una mala propuesta”.

En relación a las formas de recomposición —si suma fija de arranque o revisión mensual— el Ejecutivo promete que no se moverá del esquema de incremento salarial por cláusula gatillo.

A modo de mensaje, Farías instó tanto a la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) como al Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) “a no perder el diálogo, porque cuando nos volvamos a sentar necesitamos que la otra parte tenga voluntad de lograr un entendimiento”. En esta línea, el ministro recordó que desde 2016 a la actualidad, “siempre estuvimos atravesados por el escenario nacional, ya sea porque no había en la paritaria o bien se eliminó”.

Ya transcurrieron en el calendario escolar cuatro jornadas de huelga. “Se deberán recuperar, es algo muy necesario para nuestros alumnos y alumnas”, indicó.

FUENTE.LA CAPITAL

Categorias: Locales

A %d blogueros les gusta esto: