Guillermo Francella encarnará al ladrón del robo del siglo

El rodaje dará inicio la semana entrante, bajo la dirección de Ariel Winograd.

Guillermo Francella nos dejó a todos con la boca abierta tras su interpretación de Arquímedes Puccio en El Clan, cuatro años atrás. Ahora, le toca volver a ponerse en la piel de un conocido delincuente para la pantalla grande. Se trata de Luis Mariano Vitette Sellanes, uno de los engendradores del famoso robo del siglo.

“Estoy por filmar otro hecho policial de los más emblemáticos del país, hay como cinco casos: Robledo Puch, los Schoklender, que lo hizo Federico Luppi con Alicia Bruzzo, Arquímedes Puccio, Ricardo Barreda y el que voy a hacer, que fue el robo del siglo”, contó.

El largometraje estará dirigido por Ariel Winograd, y contará también con Diego Peretti, Luis Luque, Pablo Rago, Mario Alarcón, Rafael Ferro, Fabián Arenillas, Magela Zanota y Mariano Argento.

El mismo Vittete dijo, esperanzado: “Tuve información de que, para componer el personaje, él –Francella– cruzaría a Colonia para charlar un poco”.

También contó que espera que se haga una biografía de él, y que, de ser así, le gustaría que Francella le de vida en el cine a su personaje. “Lo va a interpretar espectacularmente”, aseguró.

El 13 de enero del 2006, cinco delincuentes asaltaron el Banco Río de Acassuso, para luego huir con quince millones de dólares en dos gomones. “Ese gran día entré con mi traje gris, con el kipá, el falso bigote y lentes descartables. Me puse el pasamontañas y comenzó la función. Ese fue mi uniforme de bandido. Llegué a estudiar teatro y a hablar con una moneda en la boca para hacer ese personaje de ladrón desesperado”, recordó el conocido ladrón uruguayo.

La emboscada se realizó con armas de juguete, y mientras la policía rodeaba el edificio, Sellanes y sus compinches escaparon en dos gomones por los túneles subfluviales, con 15 millones de dólares, habiendo vaciado 147 cajas de seguridad.

“En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata y no amores”, rezaba una nota que dejaron el sitio, antes de darse a la fuga.

Si bien todos los criminales fueron apresados, el destino del botín aún se desconoce. En la actualidad, Vitette vive en Uruguay, está casado y es dueño de una joyería. Hasta se animó a bromear: “¿No sería bueno que los productores de la película me den unas chirolitas?”.

Categorias: Espectáculos,Noticias

A %d blogueros les gusta esto: