Una familia de Totoras fue víctima de delincuentes por tercera vez, la alarma evitó el robo

Tejido y vidrios rotos fue el saldo con el que se encontraron los dueños de una vivienda al llegar a su domicilio, en la ciudad de Totoras. La alarma sonó a tiempo e impidió que los malvivientes sustrajeran elementos.

La casa, ubicada sobre el kilómetro 56 de la Ruta Nacional 34, fue víctima por tercera vez de la delincuencia. La primera vez en noviembre pasado, la siguiente sólo un mes después y la última, el 16 de abril, indicaron los dueños a Info Más.

Con respecto a los sucesos más reciente, la propietaria indicó: “Está relacionado a la primera vez que ingresaron. Rompieron de la misma forma y en los mismos lugares, sólo que esta vez, aparentemente no se llevaron nada porque se disparó la alarma”.

La mujer dio aviso a la Comisaría local y se tomaron declaraciones. Por el momento no se obtuvieron respuestas a la investigación. Sin embargo, se trata del tercer hecho de inseguridad por el que una misma familia debió atravesar. “Es la tercera y ésta, después de haber tenido que colocar alarma. Siento mucha bronca, impotencia y dolor”, agregó la dueña en sus redes sociales.

FUENTE. INFO MAS

Categorias: Noticias,Policiales,Totoras

A %d blogueros les gusta esto: