¡Golden State sobrevive!

En un partido al que no le faltó ningún condimento, la NBA tuvo una noche de película: Golden State venció a Toronto por 106-105 y le amargó el festejo en Canadá. Steph Curry (31) y Klay Thompson (26) fueron decisivos para sentenciar el marcador que había dado vuelta Kawhi Leonard. La mala noticia es que Kevin Durant tuvo que abandonar el estadio en muletas y no llegará al sexto jugo en San Francisco.

Mirá también

La ofensiva y el tiro de los Warriors empezó prácticamente sin fisuras, con Curry y Klay con varios bombazos de larga distancia, y KD (11) como si ninguna lesión lo hubiera afectado. Sin embargo, su pantorrilla derecha volvió a jugarle una mala pasada, aunque esta vez pareciera algo más: tuvo que abandonar el partido en medio de los aplausos de los fanáticos de Toronto, y después la cancha en muletas y con una bota.

Mirá también

Ginóbili saludó al retirado Parker

A partir de allí nada fue igual. Toronto eliminó cualquier tipo de fantasma y entendió que, a la larga, su defensa, consistencia y poder en la pintura les daría el campeonato. Y claro, faltaba el momento estelar de Kawhi Leonard: el MVP de las Finales en 2014 no paró de atacar y atacar a unos Warriors que se nublaron. Perdieron la ventaja en el marcador y parecían inofensivos. Pero, en palabras de LeBron James: “nunca subestimen el corazón de un campeón”.

Mirá también

¿Qué equipos de la NBA jugarán en México?
Mirá también

Prigioni tiene nuevo equipo en la NBA

Con las armas que le quedaban, Golden State forzó a que aparezcan otras variantes a Leonard en los Raptors, algo que no ocurrió. En cambio, los Warriors encontraron a sus banderas: un triple de Steph y otro de Klay, dieron vuelta el partido. Toronto se puso nervioso, se quedó con las manos vacías y ahora la serie (3-2) viaja a San Francisco, con Kevin Durant prácticamente afuera. ¿Perderá el equipo de Steve Kerr otro campeonato en su casa o forzará un séptimo juego?

Categorias: Deportivas

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: