¿Cómo fue el día de Messi?

Leo levanta la mano, medio timidón y ensaya un saludo a lo Riquelme (justamente el otro cumpleañero del día). Es habitual que cumpla años vestido de celeste y blanco, pero no tanto que todo ocurra como fue ayer. O mejor dicho, como el domingo a la noche: rodeado de gran parte de su familia, de sus compañeros y de las familias de sus compañeros. Sí, casi una multitud terminó por cantarle y saludarlo, algo que él agradeció así, a su modo, sonriente. A su lado, sus hermanos y su papá Jorge. Sobre sus piernas, su mujer Antonela, con la camiseta 10 argentina. Y cerquita, mamá Celia, sus hijos y sus sobrinos. Todo en uno de los salones del Novotel Tres Figueiras, de Porto Alegre, donde todos juntos celebraron el triunfo, la clasificación y, claro, los 32 del capitán.

Fue él mismo quien luego subió las fotos del encuentro familiar en Instagram, acaso uno de los cumples en el que más acompañado estuvo por su entorno. Sin ir más lejos, el año pasado, en el Mundial de Rusia, su mujer y sus hijos aún no habían llegado cuando celebró los 31. Pero esta vez lo acompañó una verdadera banda. Es más, si se extendió la cena con las familias en Porto Alegre (había permiso hasta la medianoche) fue para que todo el mundo pudiera saludar al 10.

Mirá también

Del Barcelona a Mascherano, todos los saludos a Messi

Messi está acostumbrado a soplar las velitas en modo Selección. Cuatro de los últimos cinco años de su vida fueron así. Desde el Mundial del 2014, aquí en Brasil, pasando por las Copas América del 2015 y 2016, mismo Rusia 2018, hasta hoy. Claro que, para atrás, hubo más tortas de celeste y blanco. “Que yo recuerde, sólo uno de los últimos no los pasé con la camiseta argentina (en el 2017, a poco de su casamiento, cuando estaba en Rosario). Pero ahora tengo la suerte de tener mi familia acá y estaré con ellos”, dijo. En efecto, así fue.

Mirá también

24/6: un día histórico

¿Cómo fue el día de Leo? A la mañana, apenas se levantó, vio cómo las redes estaban invadidas de saludos de amigos y ex compañeros. Luego, se entrenó con el equipo en el Parque Gigante del Inter, donde unos 50 hinchas le cantaron el cumple desde afuera del predio, aunque él no llegó a verlos: estaba en el gimnasio con su amigo Kun y Lautaro. Por la tarde, fue su mujer Antonela quien le dedicó unas palabras con humor: “Feliz cumple amor, te amamos. Por más cumples juntos viejito mala onda”.

Mirá también

¿Saludos con un guiño?

Y recién por la noche, llegó la tradicional torta con el plantel, ya más en la intimidad del grupo. Fue en el Hilton Barra de Río, el nuevo búnker del equipo, la ciudad a la que Leo vuelve tras la final de Brasil 2014. Ahí, tal vez su mayor deseo haya sido tomarse revancha, este 7 de julio, en el Maracaná. ¿Se le cumplirá?

Messi y su torta de cumpleaños. (PRENSA AFA)

Messi y su torta de cumpleaños. (PRENSA AFA)

Categorias: Deportivas

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: