¿Pinola se sube al Cerro?

“Jamás había tenido problemas musculares en toda mi carrera”. A los 36 años, Javier Pinola atraviesa una situación totalmente desconocida para él. Tal vez por este motivo su recuperación de la distensión en el bíceps femoral del muslo derecho, que sufrió a los 32 minutos de la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores ante Cruzeiro se demoró más de lo habitual en este tipo de lesiones, que demandan un máximo de tres semanas. De hecho, este martes se cumplen 21 días de rehabilitación y el defensor ya quedó descartado para el clásico frente a Racing del sábado a las 20 en Avellaneda.Así, el estado físico del zurdo enciende una alarma preocupante para la ida de los cuartos de la Copa frente a Cerro Porteño. ¿Podrá volver a ocupar su lugar en la zaga central el jueves 22 en el Monumental sin haber sumado ni un minuto de competencia desde el 23 de julio o tendrá que esperar hasta la revancha del jueves 29 en Asunción?

Es posible que el satisfactorio nivel que mostró la dupla Robert Rojas-Martínez Quarta contra Argentinos, Lanús y principalmente en la serie frente a Cruzeiro (desde que ingresó a los 33’ en Núñez), le permitan a Marcelo Gallardo no apresurar los tiempos de recuperación del pelado para evitar riesgos de una recaída, aunque resulta llamativo que el zurdo ni siquiera sea tenido en cuenta para recuperar ritmo contra Racing cuando el sábado ya se cumplirán 25 días desde la distensión de dos milímetros que padeció el jugador.

Claro que el primer chico de la serie ante Cerro será cinco días más tarde que el clásico en el Cilindro frente al equipo del Chacho Coudet, un plazo muy valioso para cualquier rehabilitación muscular, y más en el caso de Pinola, un obsesivo del cuidado físico que se exige al extremo para poder mantenerse en la alta competencia cuando la mayoría de los futbolistas suele colgar los botines incluso antes de la edad del ex Central surgido en Chacarita e ídolo en el Nüremberg alemán.

Pinola fue titular en seis de los ocho partidos de River en la Libertadores 2019: sólo faltó en el 2-2 con Inter en Núñez y en Belo Horizonte vs. Cruzeiro (en este caso debido a la lesión). Además, es el hombre más experimentado del fondo y capitán cada vez que Leo Ponzio no sale entre los 11. Entonces, es lógico que el Muñeco apueste a tenerlo disponible para el jueves de la semana que viene contra Cerro Porteño, cuando ya hayan transcurrido 30 días desde la distensión en el isquiotibial derecho.

Sin embargo, el hecho de que el zurdo se siga entrenando en forma diferenciada, alejado de la pelota a casi una semana del decisivo duelo de la Libertadores, inevitablemente genera preocupación pese a que Gallardo por ahora trata de mantener la calma.

Esta tranquilidad que parace transmitir el entrenador se basa en que confía en la recuperación de Pinola y, en segunda instancia, en la solidez que reflejó el Sicario Rojas al reemplazar al zurdo. El chileno Paulo Díaz, flamante refuerzo tan exigido y esperado por el deté, aún no se mete en esta puja por un lugar en la zaga porque el cuerpo técnico lo nota en un ritmo inferior al resto del plantel: ni siquiera participó en el amistoso con All Boys y en principio es difícil qu el debut del polifuncional defensor de la selección de Chile se produzca antes que el 22.

Pero el tema es Pinola. ¿El pelado llegará a subirse al Cerro para repetir la conquista de América?

Categorias: Deportivas

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: