Dolor de bocho

Es mucho más que un jugador talentoso. Ignacio Fernández es la representación de un modelo de futbolista que jamás pasará de moda. Básicamente porque le escapa al estereotipo actual: él no anda con esos raros peinados nuevos, ni se la pasa en las redes sociales subiendo historias y fotos, ni tampoco deslumbra con botines coloridos, brillantes. De hecho, hasta su físico desgarbado lo emparenta más a un empleado administrativo que a un crack del fulbo. Y él está feliz por todo eso, ya que sólo intenta llamar la atención haciendo lo que mejor sabe: jugar y hacer jugar al resto. Sin dudas, Nacho es el cerebro de este River que en Rosario pudo pisotear el dolor y logró iniciar rápidamente un nuevo capítulo en este ciclo ultra ganador. Y fue a partir de la impronta de este flaquito que lo pudo lograr, comenzado por ese zurdazo con el sello de Juanfer -bombazo con rosca en el tiro libre- y siguiendo por sus incursiones precisas en los otros dos goles que decretaron la remontada ante Newell’s, para seguir expectante en la Superliga y con un partido pendiente (vs. Independiente). Por eso es tan importante en la idea conceptual de equipo que tiene Marcelo Gallardo y por eso, también, es que en esta recta final de este 2019 el entrenador lo precisa en su plenitud. Hay una final que lo espera y lo necesita.

Por eso es que ante la mínima señal de alerta, tal como lo fue esa molestia en el aductor derecho que le apareció no bien finalizó el 3-2 en Rosario, las incertidumbres florecen. “Veremos cuál es el grado de su lesión, así que quizás lo perdamos para la semana que viene”, explicó el Muñeco y dejó entrever que quizá lo mejor sea darle descanso el domingo ante San Lorenzo y cuidarlo para que llegue sin problemas para la final de la Copa Argentina ante Central Córdoba (SdE) del 13 de diciembre. Por lo pronto, entre hoy y mañana es casi un hecho que el ex GELP sea sometido a estudios para determinar la gravedad de lo que por ahora es sólo una dolencia. O mejor dicho, por ahora es un dolor de bocho…

Mirá también

Sigue en River

El entrenador más ganador de la historia de River es consciente que hoy no tiene un reemplazante que iguale el momento y nivel de Nacho. Podría pensar en Juanfer Quintero, que condiciones y pegada tiene de sobra también, aunque Gallardo mismo volvió a decir que al colombiano hay que seguir llevándolo de a poco (ver aparte). Por ende, la situación se vuelve un asunto difícil y que el DT deberá resolver en estos días.

Mirá también

¿Cuándo fue la última gran remontada de River?

Y hablando de tomar decisiones, ahí también se vislumbra un interrogante aunque no en el futuro inmediato… “Me tengo que juntar, hablar con mi familia y se verá qué será de mi futuro”, blanqueó el volante, dejando abierta una posible partida a fin de año. Con contrato hasta junio de 2021 y una cláusula de salida de 20 millones de dólares, habrá que esperar para saber si el hombre pensante de River continúa para el año próximo o si desde afuera lo vienen a buscar, tal como parece que sucederá desde Brasil (¿un interesado será el futuro Inter del Chacho Coudet?). Mientras, Nacho piensa en River y en recuperarse rápido. Metele pata…

Mirá también

Scocco y el gol que menos disfrutó de su carrera
Mirá también

Gallardo: "Con el diario del lunes somos todos fenómenos"

¿Por qué Juanfer espera?

Si bien fue determinante cuando ingresó ante Newell’s -aportó claridad y participó en la gesta del 3-2 de Scocco- la participación de Juanfer Quintero en River es esporádica. Desde que volvió tras la lesión el 11/10 en el 2-0 vs. Almagro por Copa Argentina, el colombiano no pudo ganarse la titularidad. ¿El motivo? “La magia de Quintero es impresionante y me gustaría tenerlo todo el tiempo. Pero no está para jugar todo el partido. Él lo sabe y lo conversamos. Precisa una buena pretemporada”, dijo Gallardo. Clarito…

Categorias: Deportivas

Etiquetas:

A %d blogueros les gusta esto: