El destino a favor de Racing

0 15

Tal vez haya caminado frenéticamente en el living de su casa, frente al televisor, para descargar los nervios del mismo modo que cuando va y viene de un lugar a otro en el corralito del banco de suplentes en cada partido. Desde Buenos Aires, Sebastián Beccacece, el nuevo técnico de Racing, seguramente vivió con mucha ansiedad la espera de conocer qué rivales le depararía a la Academia el sorteo de la Copa Libertadores 2020. Una vez que las bolillas hicieron lo suyo, el entrenador habrá sentido un guiño del azar, al igual que Víctor Blanco y Miguel Jiménez, presidente y vice primero -respectivamente-, ambos presentes en la ceremonia.

Racing integrará el grupo G que compartirá con Nacional de Uruguay, Alianza Lima y Estudiantes de Mérida de Venezuela. A priori, se trata de una de las zonas más accesibles. El adversario de mayor envergadura por historia, aunque lejos de ser un cuco, es el conjunto oriental, que el domingo se consagró campeón en su liga tras ganarle dos finales a Peñarol. Con Gonzalo Bergessio como su máxima figura (tiene 35 años), este miércoles, a las 9.30, Alvaro Gutiérrez brindará una conferencia de prensa en la que se anticipa que presentará su renuncia como técnico del equipo. ¿Por qué? Quiere irse a lo grande, post consagración, y al mismo tiempo considera que hoy no cuenta con la estructura suficiente para hacer un buen papel en la Libertadores…

Por otro lado, el cuadro peruano se clasificó a la Copa por haberse adjudicado el título en el torneo Descentralizado de ese país. En tanto, el elenco venezolano representa al rival de menos relieve, más allá del viaje largo que significará ese oponente. Es es el sexto equipo de Venezuela con más participaciones en este certamen intercontinental.

Decididamente, el destino anoche jugó a favor de Racing, a diferencia de lo que fue el sorteo de la edición de 2018, la última que disputó Racing. En ese entonces, el equipo de Eduardo Coudet había formado parte de un grupo muy duro, junto a Cruzeiro, Vasco da Gama (los dos de Brasil) y la Universidad de Chile. De todas maneras, la Academia había avanzado a los octavos, instancia en la que River lo frenó en seco: ante el Millonario perdió la serie con un 1-1 en la ida y un 0-3 en la revancha, en el Monumental.

Después de conquistar el Trofeo de Campeones frente a Tigre en Mar del Plata (el segundo título en 2019), y a sólo cuatro puntos del líder Argentinos en la Superliga, el grupo que le tocó a Racing resulta otra muy buena noticia para que termine un año redondo.

A %d blogueros les gusta esto: