Por la ola de violencia en Rosario la morgue no da a basto

"Tenemos tres cámaras en total que configuran 12 habitáculos, es muy difícil la coordinación para que siempre haya espacio para nuevo material que ingresa", describió Cadierno, en relación a las autopsias necesarias

0 24

La directora del Instituto Médico Legal, Alicia Cadierno, admitió que hay poco espacio físico disponible para alojar cadáveres por el incremento notorio de muertes violentas en lo que va de 2020 en Rosario.

Pasaron ya 50 días de este año, y se contabilizan 40 homicidios, en su mayoría ocasionados por heridas de bala lo que según explica la especialista implica una necropsia de “alta complejidad”.

“La palabra al límite de capacidad operativa es un poco extrema, pero es cierto que tenemos una tarea ingente y que el personal está abocado a resolver las causas que permanentemente llegan, explicó Cadierno en declaraciones al programa “Zysman 830” de La Ocho.

La titular del Instituto Médico Legal precisó que “las autopsias se han incrementado de manera notoria y alarmante desde comienzo del año sobre todo por muertes violentas con intermediación de armas de fuego, que generan dificultades técnicas al momento de la autopsia, en el sentido de que son más complejas”.

Tenemos tres cámaras en total que configuran 12 habitáculos, es decir doce espacios físicos para conservación de cadáveres, pero no solamente trabajamos con las autopsias, también tenemos cadáveres que vienen como NN, en depósito, en custodia, por mala praxis, entonces es una tarea muy ardua, muy difícil la coordinación para que siempre haya espacio para nuevo material que ingresa

Cadierno contó que trabaja como médica forense desde 1990, es decir hace 30 años. “Hasta el 2008 o 2009 efectuar una autopsia por arma de fuego era excepcional, sobre todo por enfrentamiento, podía haber algún suicidio”, recordó para explicar que ahora es lo usual.

Cadierno precisó que con los años la demanda “fue creciendo, por ahí tenemos oleadas, como sucede este año que tenemos un aumento con 40 muertes violentas por arma de fuego”.

Además recordó la explosión del edificio de Salta 2141 en agosto de 2013: “Tuvimos un dispositivo conjunto con la provincia para que la situación no se desbordara, la capacidad de los médicos forenses que trabajan es notable, están preparados para estas circunstancias extremas, pero la verdad que sigue in crescendo vamos a tener que pensar en hacer un planteo respecto al recurso humano y la logística”.

Hemos tenido un apoyo incondicional de la Corte Suprema y en todo lo que hemos solicitado han respondido, es digno de destacar porque se brindan los medios técnicos y de apoyatura necesaria.

80%
Awesome
  • Design
A %d blogueros les gusta esto: