Combinación de vacunas, estudios y recuerdo inmunológico: novedades en la lucha contra el COVID

El calendario de vacunación sigue avanzando en Argentina, aunque el porcentaje de vacunados con la segunda dosis todavía es bajo comparado a otras regiones. El infectólogo y epidemiólogo Hugo Pizzi, señaló que "Nunca tuvimos tantas vacunas como ahora, por lo tanto vamos rápido. Aunque hay algunos distritos que no sé por qué no colocan, porque cuando vemos las planillas diarias vamos observando la cantidad y algunas provincias no están siendo expeditivas. Pero no es conveniente, tenemos que ser rápido para que no entren las variantes nuevas".

El especialista fue claro, la pandemia no terminó. Las nuevas variantes, como la Delta, están causando aumento de contagios en distintos países y Argentina debe prevenir una nueva ola. Al respecto, apuntó que hay que tener plena confianza en las dosis de Sputnik fabricadas en el país. "No sale una si no tiene el control de calidad del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya. Se hace acá, pero se tiene que mandar la botellita para que la revisen".

En relación a la combinación de vacunas, Pizzi explicó que en San Luis, La Rioja, Córdoba, Buenos Aires y capital, se realizó un estudio muy simple, que ya se hizo en otras partes del mundo. Se tomó un grupo de voluntarios con una sola vacuna, se le sacó sangre y se les colocó la vacuna que se quería probar; se sacó sangre a los 14 días y a los 28. "Ahí terminó el trabajo, muy simple. Primera conclusión, ningún problema de efectos secundarios, que ya es un gran paso. Segunda es que subieron muy bien los anticuerpos", detalló. "Hacemos esto porque faltaba la segunda dosis de Sputnik. Aunque ahora se está proveyendo".

Para el entrevistado, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, tuvo buen criterio al informar que la colocación de la segunda dosis diferente a la primera, es optativa. "Yo lo he dicho, el que tenga un trabajo de riesgo o tenga que salir, que no espere. Pero si puede esperar, que lo haga, obviamente aquellos que no pasaron los 100 días desde la primera vacuna".

Prevención 

Ante las consultas, el epidemiólogo aclaró que las personas vacunadas se tiene que seguir cuidando porque pueden contagiarse, aunque ya sin riesgo de muerte, pero, sobre todo,  pueden contagiar a otros que no están protegidos.

Las personas que tuvieron la enfermedad y se vacunaron tienen un índice de protección más prolongada, más que los vacunados. "Queda el recuerdo inmunológico de los que tuvieron estas variantes, incluso años después. Las células son longevas, puedan durar hasta 30 años", dijo por último.

Comentarios

Comentar artículo